Machali

Salud Machalí entrega recomendaciones para confrontar el Estrés post vacacional

192vistas

La Psicóloga Catalina Pérez, encargada del Programa Salud Mental comunal, comunica información preventiva para afrontar positivamente situaciones que puedan causar Estrés post vacacional.

Marzo es el mes donde gran mayoría de las personas retoman la “rutina” como el inicio de clases, del trabajo o pago de cuentas, es decir un sin número de acciones que preocupan y generan intranquilidad, es por ello, que el contexto anteriormente mencionado, Salud Machalí entrega consejos para enfrentar y entender el Estrés que se da posterior a las vacaciones.

El estrés es la respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes, en esta oportunidad, volver a la sistematización de actividades, por ejemplo; en la planificación y organización del tiempo, o también la distribución de dinero en los diferentes gastos que se presentan en el mes de marzo, sin dejar de mencionar la intranquilidad en menor o mayor grado que afecto a ciertas personas con lo vivido en el contexto del estallido social iniciado en Octubre de 2019.

La Psicóloga Catalina Pérez encargada del Programa Salud Mental local, señala que “los principales signos característicos del estrés son: el cansancio, la ansiedad, la disminución o aumento del apetito, el insomnio, la angustia, la irritabilidad y las cefaleas. Estos son síntomas que suelen
manifestarse paulatinamente en la mayoría de los casos de estrés”.
“Para afrontar el estrés existen técnicas o consejos que están al alcance de la mano, que no requieren de un costo monetario, asimismo no son de difícil acceso y se pueden llevar a cabo, sólo con motivación, ánimo y ganas que pueda tener el afectado de sobrellevar el estrés”, añadió la profesional de Salud Machalí.

Psicóloga Catalina Pérez


La psicóloga Catalina Pérez, indica los siguientes “tips” para enfrentar el Estrés que se da posterior a las vacaciones:
1.- Hacer ejercicio, por ejemplo, caminar todos los días al menos treinta minutos, subir escaleras o actividades caseras, son suficientes para realizar actividad física.
2.- Dormir lo suficiente o tomar una siesta: Lo ideal son ocho horas diarias en la noche.
3.- No abusar del alcohol, café, tabaco y otras sustancias excitantes, cuantas más sustancias se complementen, más fácil es que se disparen los niveles de ansiedad y estrés negativo.
4.- Fomentar las relaciones sociales: compartir con amigos, familiares, compañeros de trabajo o estudios, son un factor protector para la salud mental y física.
5.- Organizar el tiempo de nuestras actividades, estableciendo horarios. Es fundamental para poder descansar, no estar preocupados y que no se produzcan olvidos importantes. En caso de tener hijos en etapa preescolar o escolar, establecer horarios en general, ocio, alimentación y estudio.
6.- Dejar “tiempos” para todo, para trabajar, para descansar y para la entretención. El “pasarlo bien” es un agente combativo de la depresión y la ansiedad.
7.- Saber seleccionar actividades cuando no podemos hacer todo. Es trascendental aprender a establecer prioridades y delegar responsabilidades para que lo “urgente” no nos distraiga de lo
importante y luego se produzcan ataques de ansiedad innecesarios.
8.- Respiración pausada: Inspirar lento y profundo, tomar aire desde el estómago y no desde el pecho. Esta acción ayuda a equilibrar el cuerpo a nivel físico, emocional y mental, asimismo pensar con claridad para ejecutar las tareas a desarrollar en el día.
9.- Disfrutar la naturaleza: Tomarse un tiempo de paseo al exterior del hogar, para disfrutar actividades en el cerro, parque, piscina o playa. Priorizar el contacto con el medioambiente antes de ejecutar acciones con la televisión, computador o celulares.
10.- Ordenar y mantener limpia la casa: El desorden en el hogar desorienta, por ende, se genera una preocupación innecesaria cuando se posterga el arreglo o limpieza de ciertos lugares de la casa.
11.- Alimentación saludable, especialmente frutas y verduras, beber al menos 3 litros de agua en el día, evitar comida chatarra y consumir productos sin sellos de advertencia nutricional.
12.- Consultar un profesional de la salud o llamar al 600 360 77 77 (Salud Responde), si la persona desea orientación personalizada del estrés u otras patologías psicológicas.

Leave a Response