Covid-19

El desconocido apoyo de lavandería a la atención clínica del Hospital de Pichilemu

97vistas

Esta área de servicios da un importante respaldo para los procesos de desinfección que requieren la ropa de funcionarios y la ropa de cama de pacientes hospitalizados o en proceso de atención.

 La actual pandemia de Coronavirus ha traído desafíos no sólo a los equipos clínicos de los hospitales de la red asistencial, sino que también a los equipos de apoyo que han debido asumir mayor carga laboral en este período. En el Hospital de Pichilemu una de las áreas que ha tenido gran relevancia es Lavandería, en particular para los procesos de desinfección de textiles, tanto para usuarios como funcionarios.

Para ello, el Hospital adquirió una nueva lavadora y secadora, dado que dentro del protocolo de atención de pacientes con covid-19 se estableció la obligatoriedad de que los funcionarios al llegar al establecimiento deban cambiarse su ropa y colocarse uniforme, el cual al término de la jornada debe ser dejado en contenedores habilitados especialmente para ello “para evitar que, en caso de contaminación, esta salga del hospital”, explicó el director, doctor Francisco Roa.

La funcionaria de Lavandería, Jani Jorquera -quien lleva 22 años en esta área-, indica que, a pesar del aumento del trabajo, han contado con los implementos necesarios para poder llevarlo a cabo “actualmente estamos lavando 180 uniformes clínicos diariamente, que se lavan, guardan y cuando llegan los funcionarios al día siguiente o a su turno están preparados para el retiro”.

A ello se suma el lavado de la ropa de cama de los pacientes con coronavirus y de los pacientes de aislamiento, que debe ser desinfectada, al igual que los textiles que son usados en el área de urgencia y por los funcionarios de SAMU “es por eso que nos hemos preocupado que las funcionarias de esta área cuenten con las protecciones necesarias para la manipulación de la ropa contaminada, como pecheras, guantes, mascarilla y además de adquirir el nuevo equipamiento que ha permitido que puedan separar los distintos tipos de lavado”, señaló el doctor Roa.

El compromiso de las funcionarias de lavandería es tal, que además de colaborar con otras acciones que se han requerido en este tiempo de pandemia, confeccionaron las cortinas de separación para la carpa de atención de urgencias no respiratorias “todo sea por colaborar con la atención de los pacientes de nuestra comuna”, concluye Jani Jorquera.

Leave a Response