Crónicas y columnas

ASÍ LUCE HOY LA CASONA DE SAN JOAQUIN DE LOS MAYOS

En Radio Machali nos preocupamos por rescatar la cultura, hoy estuvimos en la Casona de San Joaquin de los Mayos y te dejamos una galería de fotografías que capturamos.

Pero antes quisimos saber más de esta antigua casona y en el libro Semblanzas del Patrimonio Histórico de Machali encontramos la crónica de historia más completa que existe sobre este lugar, nuestro Cronista Rodrigo Aranguiz Dunstall-Hills, conductor del magazine de actualidad de la radio, es uno de los autores de este libro y compartió con nosotros lo escrito sobre este lindo es histórico lugar que lamentablemente hoy se encuentra con notable deterioro y abandono.

LA CASONA DE SAN JOAQUIN DE LOS MAYOS

El alba del siglo 19 despuntaba en la historia. El vasto imperio español, donde no se ponía el sol. era aún una sólida y armoniosa unidad. Desde
California a Tierra del Fuego flameaba el emblema de Castilla. En el rincón más apartado aparecía la Capitanía General del Chile, que se extendía
desde Copiapó hasta la ribera norte del Bío Bio. Por el sur. La Villa de Santa Cruz de Triana de Rancagua llevaba una vida apacible, casi
monótona. Pocas leguas al oriente, donde décadas más tarde nacerá la actual comuna de Machalí estaba la henda San Joaquín, perteneciente a
don Joaquín Valenzuela. Como los reiterados movimientos telúricos habían dejado en lamentable estado la casa patronal, decidió
levantar una nueva vivienda. En ese entonces todas las construcciones eran hechas de adobe pero, decidieron reemplazar la paja que se
mezclaba con el barro, por crin de caballo, lo que le daria una firmeza única, capaz de resistir airosa el paso del tiempo.

la construcción. pero antes de comenzar el año de 1810, la casa patronal se erguía airosa, impecable con su estampa señorial Entonces no se sabía que cobijaría a importantes personajes de la historia de Chile. Cuatro generales en distintas épocas, la iban a visitar Pasada la Patria Vieja, se dice que en más de una oportunidad. Manuel Rodriguez, en varias de sus
correrías, pasó cerca de la casona de San Joaquin-m Sin embargo, es efectivo que Bernardo O Higgins luego de la batalla de Chacabuco. junto a josé de San Martín, se hospedaron unos días en la casona antes de continuar hacia el sur batiendo a fuerzas leales a la causa del rey
Después de Maipú. Ambos generales concluyer que la independencia de Chile siempre estaría amenazada de no erradicar el poder español del
virreinato del Perú.

De este modo, Chile debió solventar la enorme tarea, cuya organización se confió a San Martín. Fue en Rancagua, en una casa ubicada en la calle Estado, antigua calle del Rey, casi frente a la construcción donde hoy funciona el Museo Regional, donde el general planificó todos los detalles de la que se llamó Expedición Libertadora.
San Martín sufría de reumatismo crónico, eran frecuentes por eso sus visitas a las Termas de Cauquenes para buscar alivio a su enfermedad. Cada vez que allí se dirigia. Joaquín Valenzuela invitaba al ilustre prócer argentino a pernoctar en la casona.
En forma lenta, como era entonces, pasaron los años y el 28 de septiembre de 1858, a la muerte de Joaquín Valenzuela, su hijo, Joaquín Valenzuela Guzmán, hereda la hacienda. Casi un año más tarde, en las postrimerías del gobierno de Manuel Montt, se crea en el pais el Conservador de Bienes Raices. Justamente en uno de los primeros libros de la comuna de Rancagua, a la que pertenecía la Hacienda San Joaquín, aparece la posesión efectiva que otorga la propiedad a Valenzuela Guzmán.

El 31 de Julio de 1865, según consta en escritura del Archivo Nacional, don Joaquin Valenzuela Guzmán, vende a don Gabriel Vicuña, la propiedad de la Hacienda San Joaquín Cinco años más tarde, el 9 de marzo de 1870, a la muerte de don Gabriel Vicuña, heredan la propiedad sus hijos. Tomás Vicuña y doña Teresa Vicuña de Sánchez Fontecilla. Ambos hermanos deciden el 22 de agosto de 1872, vender la Hacienda San Joaquín a los hermanos Tristán y José Antonio Matta, destacadas figuras del Partido Radical.
Sus obligaciones políticas hicieron que el 22 de agosto de 1879, en plena Guerra del Pacifico, se desprendieran de la propiedad, la que adquiere José Ramón Ossa. Según consta en el Archivo Nacional, el valor de venta fue de $135.000 de la época. También, por primera vez en la escritura la palabra hacienda se reemplaza por fundo. En dicho documento aparecen
detallados los límites del predio. Al norte con el fundo de José Ciriaco Valenzuela, al sur con el río Cachapo al oriente con el fundo de Carlos Sánchez Fontecilla y al poniente con las propiedades de Nicanor Errázuriz y Juan Cuadra.
Al finalizar la contienda con Perú y Bolivia, el general Manuel Baquedano González, cada vez que se dirigía a las Termas de Cauquenes, pasaba a hacer un alto en la casona de San Joaquin.
También por esos años, al fundo de Carlos Sánchez Fontecilla venía en los meses de verano el entonces presidente, Domingo Santa María.

Texto extraído del libro Semblanzas del patrimonio histórico de Machalí.

Autores: 

Cronista de Machalí Rodrigo Aránguiz Dunstall-Hills.

Periodista David Yusseff Ferrat.

Permitida su reproducción mencionando autores y la fuente

 

Mira la galería de fotografías capturadas la mañana del jueves 18 de abril de 2019.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar