Regional

UOH inaugura Unidad de Análisis Biológicos y Químicos

Los laboratorios están emplazados en el Campus Colchagua de la Universidad de O´Higgins y permitirán investigar sobre inocuidad alimentaria, residuos de pesticidas y preservantes en alimentos y análisis de alimentos funcionales, entre otros.

La Universidad de O´Higgins inauguró la Unidad de Análisis Biológicos y Químicos, en el Campus Colchagua, lo que permitirá realizar investigación en áreas de la producción sana de agroalimentos, de la salud y medioambiente, entre otros.

 

La Unidad cuenta con equipamiento de primer nivel, único en la región de O’Higgins y en línea con laboratorios más importantes del mundo en esta área. Esta adquisición se gestó con recursos del Ministerio de Educación y fondos propios de la Universidad de O’Higgins, gracias a la iniciativa conjunta de los institutos de Ciencias Agronómicas y Veterinarias y de Ciencias de la Salud de la casa de estudios regional.

 

La creación de la unidad de Análisis Biológicos y Químicos de nuestra casa de estudios permitirá prestar servicios de análisis a proyectos de investigación, tanto internos como externos a la UOH. Asimismo, cuenta con la capacidad para recibir investigadores de primer nivel de otras Universidades, por lo que fomentará la colaboración nacional e internacional, a través del desarrollo de pasantías y tesis doctorales. Esto, además, busca sentar las bases de los futuros doctorados que la institución proyecta en áreas de la Salud, Agronomía, Veterinaria, Alimentación y Medio ambiente.

 

“Este laboratorio tiene un equipamiento que es de última generación. Esto, nos pone en la frontera de lo que es investigación en el campo de la agronomía alimentaria”, explicó el Rector de la Universidad, profesor Rafael Correa.

 

Respecto al por qué se escogió abrir esta Unidad, la autoridad académica detalló que “hicimos un análisis de publicaciones de los últimos años y nos encontramos con miles de publicaciones que están basadas en análisis hechos con equipamiento como el que tiene este laboratorio”, por lo tanto, “este va a ser un polo de atracción para establecer colaboraciones nacionales e internacionales, para recibir investigadores que vengan a hacer pasantías, para realizar tesis doctorales, porque en el futuro próximo tendremos doctorados en los campos de la Salud, de la Agronomía, Nutrición, entre otros”.

 

Asimismo, el Rector recalcó que la instalación de este equipamiento en Colchagua, “es una muestra de que estamos tomando con mucha seriedad este Campus, para darle primer nivel y seguir creciendo”.

 

Por su parte, el Director del Instituto de Ciencias Agronómicas y Veterinarias, profesor Manuel Pinto, valoró el “poder inaugurar estas capacidades que significan una gran inversión para la región” y recalcó que, “con estas capacidades, la universidad y nuestro instituto se ponen a la cabeza en materia de análisis a nivel regional”.

 

En cuanto a las áreas que se beneficiarán con la Unidad, Pinto señaló que “con esto, vamos a potenciar la investigación, particularmente en inocuidad alimentaria, detección de pesticidas y también, los resultados ayudarán a implementar políticas públicas, destinadas a una mejor alimentación de nuestra población”.

 

En tanto la Directora (I) del Instituto de Ciencias de la Salud, profesora María Soledad Burrone, valoró la instalación de la Unidad, destacando que “la adquisición de los equipos de la Unidad de Análisis Química y Biológica en particular del Cromatógrafo de Gases y HPLC nos permite contar con tecnología de alta fidelidad que permitirá la detección y cuantificación de sustancias químicas tal como metabolitos presentes en muestras biológicas animales y vegetales. Estos análisis redundarán en un beneficio directo para la región y el país”.

 

Asimismo, la académica detalló que “esta tecnología nos permite situarnos a la vanguardia en la región en lo referente a la investigación multidisciplinaria, permitiendo, por ejemplo, la articulación de los Institutos de Agronomía y Salud abordando problemas locales tal como inocuidad alimentaria, uso de pesticidas y preservantes en alimentos, análisis de alimentos funcionales entre otros”.“Estos resultados estarán basados en problemáticas locales que generan resultados de impacto global. Agradecemos mucho la colaboración a cada uno de los académicos, profesionales y administrativos que trabajan con mucho compromiso en este proyecto”, concluyó Burrone.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar